Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


sistema_publico_de_salud

Los datos

Sistema público de salud

Ciudad Sanitaria Juan Canalejo

El 21 de agosto de 1972 Francisco Franco inaugura la nueva Ciudad Sanitaria Juan Canalejo, siendo Director Armenio Alves. Comprendía una Residencia General, un Centro de Traumatoloxía-Rehabilitación y un Bloque de Consultas Externas. Con la nueva Ley las Residencias y Ciudades Sanitarias, se organizó en Departamentos, Servicios y Secciones.

Otro grano objetivo del nuevo hospital fue la docencia iniciada con la formación de especialistas mediante el sistema rotatorio de MIR. En 1975 inicia la formación docente postgraduada en la la Ciudad Sanitaria Juan Canalejo, en 1979 inicia la formación de Médicos de Familia.

Los estudios de enfermería en la ciudad de A Coruña, tienen su antecedente el Sanatorio Marítimo de Oza. El cirujano Adolfo López Durán solicita la autorización a la Facultad de Medicina de Santiago para formar enfermeras por la Real Orden 7 de Mayo de 1915. En 1972 se crea la Escuela Femenina de Ayudantes Técnicos Sanitarios (ATS), bajo la dirección de Armenio Alves. Se autorizaron 15 plazas en régimen de internado, que se instalan en los pisos 10º y 11º de la Ciudad Sanitaria, hasta la construcción del edificio de la Escuela de Enfermería.

En 2007 con la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, el Complejo Hospitalario cambia de nombre y pasa a denominarse Complejo Hospitalario Universitario A Coruña.

Mayo de 2016: Llegada y aterrizaje del primer helicóptero en utilizar el helipuerto del CHUAC



Hospital Marítimo de Oza

El actual Hospital Marítimo de Oza se asienta sobre las antiguas instalaciones del lazareto marítimo, inaugurado en 1888. Con la desaparición de la práctica cuarentenaria, sus instalaciones, por Real Orden de 6 de agosto de 1910, se ceden para construir el Sanatorio Marítimo de Oza, para atender a niños preturberculosos y con tuberculosis ósea.

El actual recinto alberga una serie de edificios, algunos de ellos de un gran interés artístico y histórico.

  • Batería de Oza o El Fortín
  • Pabellón quirúrgico Fernández Latorre
  • Pabellón de Colonias
  • Hospital de Oza

El Fortín era originariamente una batería de artillería que formaba parte del sistema defensivo de la ciudad. Se construye la finales del siglo XVI, tras lo desembarco de Drake en la playa de Oza. Su actual estructura fecha de 1797, obra del arquitecto militar Don Blas Gil de Bernabé. El edificio original tenía un desarrollo en O cubierto por bóvedas de cañón que aún podemos contemplarlas.

Cuando se convierte en Hospital Marítimo, se instalan las cocinas y comedores de las colonias infantiles. Tras la guerra civil se levanta un piso y se instala la orden religiosa que presta sus servicios en el hospital. En 1999 la Universidad de A Coruña procede a la rehabilitación del edificio, obra de los arquitectos Manuel López Mihura y Sonia Romeu. Se instala el Instituto de Ciencias da Salud, en su andar bajo se encuentran los laboratorios de investigación y la planta superior se destina a uso administrativo.

Pabellón Quirúrgico Fernández Latorre

El Pabellón quirúrgico fue inaugurado en 1913. Actualmente alberga una unidad de psiquiatría de día y una importante colección de instrumental quirúrgico con el que se abrió un museo, cuyo interese radica en que se conserva en el antequirófano y quirófano primitivo, lo que le hace único en España. Otra importante obra relacionada con el pabellón es el cuadro de Seijo Rojizo que pintó en 1928, en el que puede verse a los niños operados tomando baños de sol.

Pabellón de ColoniasDestinado a acoger las Colonias Escolares, el edificio es obra del arquitecto Pedro Marino, uno de los arquitectos más relevantes de nuestra ciudad. En 1929 lo inaugura los reyes Alfonso XIII y Vitoria Eugenia. El Pabellón fue reformado por el arquitecto Ramón de las Casas en 1997. Con la reforma se le incorporó un alargado volumen en la frente de la fachada en el lugar que había ocupado la escalinata principal. Este volumen supuso una traumática agresión a la configuración del edificio programado por Pedro Marino. Se ocultó parte de la fachada y la escalera en su totalidad, alterando de forma drástica el edificio más emblemático de Oza.

El Hospital Marítimo de Oza

El Hospital de Oza se convierte en enfermería de guerra durante la guerra, para pasar posteriormente al Patronato antiberculoso y en 1990 incorporarse a la red del Sergas. En la década de los 90 se procede al derribo de los pabellones y se levanta un nuevo edificio, obra de los arquitectos Alberto Pineda y Andrés Reboredo. El hospital sigue una estructura rectangular en planta, destacando su claridad compositiva, potenciada por la simplicidad estructural y la austeridad decorativa y funcional, sin duda una de las obras más singulares de la ciudad.

En la foto, la plaza del Lazareto en 1963.


Hospital Abente y Lago

El Hospital Abente y Lago es el más antiguo de los hospitales que integran el actual Complejo. Se construye en el Campo del Espíritu Santo en 1626 e inicia su actividad con el nombre de Hospital del Rei para prestar asistencia a las tropas militares asentadas en A Coruña. Se componía de un sólo cuerpo con dos plantas, paralelo a las murallas de la ciudad. Estaba rodeado por el Hospital del buen Suceso, la Capilla del Espíritu Santo y el Polvorín.

En 1725 el ingeniero militar Francisco Montaigú, que llegó a España con el primero Borbón, es el encargado de realizar diversas obras en la ciudad, como la remodelación del sistema defensivo de la ciudad y la ampliación del Hospital del Rei, incorporándole la Capilla del Espíritu Santo, con una capacidad para 200 enfermos.

En 1798 vuelve a quedar pequeño y el Capitán General Pedro Martín Cermeño propone el derribo de los dos hospitales y la construcción de un único hospital, pero hasta mediados del siglo XIX no se derriban ambos hospitales, en estos momentos se le denominaba Hospital Militar del buen Suceso. La edificación del nuevo edificio lleva a cabo durante lo reinado de Isabel II, proyectado por el ingeniero Joaquín Montenegro, construido sobre lo solar del Real y del buen Suceso, entre 1861 y 1866 . Constaba de 15 salas y podía acoger la 300 enfermos. Se organizaba entorno a uno espacioso patio, que contenía un oratorio circular que se encontraba cubierto con una cúpula. Los enfermos podían oír misa sin salir de las salas.

En 1946 un incendio arrasa completamente el hospital, dejando sólo sus paredes. Considerado como el suceso más serio de su historia, serviría para convertirlo en un de los más modernos y mejor dotados del país. En 1995 el Ministerio de Defensa cierra sus puertas y se incorpora a la red del Servicio Gallego de Salud. Se inaugura en 1998 y pasa a denominarse Hospital Abente y Lago.


El Hospital Labaca

Mucho más que un hospital. Es una Historia ciudadana

En 1917, Dña. Angelita Labaca y su hermano, dejan un legado en su testamento por el cual se constituye una Fundación Benéfica, con la intención de actuar en la Educación y la Sanidad, ordenando que se construyan escuelas y un Hospital Materno Infantil.

  • Las escuelas se construyeron en la calle de Juan Flórez y siguen desarrollando su trabajo en la actualidad.
  • El Hospital Materno-Infantil, se construyó en el lugar de A Coruña, llamado Monserrat, según el proyecto del arquitecto Leoncio Bescansa, en el cual también se contemplaba la construcción de una iglesia y la Escuela de Enfermeras y Matronas.
  • La Iglesia se llevó a termino, pero no la Escuela de Matronas.
  • El Patronato, presidido por el sacerdote D. José Sánchez Mosquera, debido a las dificultades económicas dimitió y fue sustituido por otro presidido por el magistrado de la Audiencia D. Atanagildo Pardo de Andrade, que logró formar una Junta en la que estaban personas de prestigio social y económico, logrando terminar el Hospital, aunque con algunos recortes, por ejemplo, la vivienda del Director.

Alrededor de 1928, el Hospital Labaca entra en pleno funcionamiento, sosteniéndose con los fondos de la Fundación Labaca, donaciones altruistas y pequeños ingresos por sus actividades privadas.

Tuvo este Hospital una gran actividad, siendo muy utilizado por las habitantes de la ciudad y su entorno. Durante la guerra Civil Española, bajo la dirección del Dr. Barcia Goyanes, fue utilizado como Hospital de guerra, especializado en neurocirugía atendía a los heridos del conflicto, Está considerado como el primer hospital de guerra del mundo.

En 1950, fue adquirido por el ayuntamiento de La Coruña a la Fundación Labaca, al precio de 7.000.000. de pesetas, elevado para la época, para albergar la asistencia a la Beneficencia, por aquel entonces importantísima, porque todavía no existía la Seguridad Social. Se cerró el Hospital de Zalaeta, que estaba en malísimas condiciones y el dintel del mismo, que recuerda a la gran benefactora Teresa Herrera, se instaló a la entrada del Hospital Labaca, donde permanece actualmente.

Poco a poco comienza el gran desarrollo sanitario de la ciudad, de la mano de la Seguridad Social y de varios centros privados. El Hospital Labaca entra en lenta pero progresiva decadencia.

El Centro Oncológico se acogió a la norma Nacional, estando situado en el Grupo III Nivel IV, recibiendo enfermos de la Seguridad Social que precisaban tratamiento oncológico, con pago por estancia y sesión de tratamiento. Había algún paciente de Compañías privadas, que por entonces comenzaban a trabajar y algún raro paciente privado que pagaba su tratamiento.

Así se inició la andadura del COG con el Hospital Labaca.

En 1978-1980, el Ayuntamiento decide reformar profundamente el Hospital, para transformarlo en un Hospital General con posibilidades de concertarse con la SS. Se realizan las obras, pero el acuerdo con la SS fracasa y el Hospital comienza a ser una carga insoportable para el Ayuntamiento, especialmente por su pequeño tamaño, por lo que en 1986, se llegó al acuerdo entre el COG (que se constituye en Fundación indepediente) y el Ayuntamiento, en forma de cesión administrativa por 50 años y abonando un canon anual del 7% del valor estimado del inmueble y equipamiento, con elevación anual del IPC. Se firma el acuerdo entre el Alcalde Francisco Vázquez y el Presidente de la Fundación José Antonio Quiroga. El personal, en agradecimiento y reconocimiento de su labor, hace un escrito pidiendo que la Fundación se llame José Antonio Quiroga Piñeyro, cosa que se consigue, conservando el nombre en la actualidad.

A partir de ese momento comienza un extraordinario desarrollo del COG instalado en el Antiguo Hospital Labaca, que continua en nuestros días, como uno de los mejores Hospitales monográficos dedicado al tratamiento integral del cáncer.


El Sanatorio del Socorro

El sistema privado

El Modelo

El Hospital Modelo abre sus puertas el 11 de agosto de 1946 siendo el primer centro médico privado de La Coruña. Está ubicado en Ciudad Jardín, una zona residencial próxima a la playa de Riazor.

Hasta esa fecha funcionaban tan sólo en Galicia pequeñas clínicas pertenecientes a médicos particulares cuya presencia en el panorama sanitario gallego era fundamental pero escasa. El Modelo es inaugurado en medio de una enorme expectación con la denominación de Sanatorio Quirúrgico Modelo. Desde el principio, la cirugía iba a ser uno de los pilares esenciales del Hospital.

En sus inicios, el Modelo tenía tres plantas y una capacidad para treinta camas que muy pronto fue duplicada, debido a la ampliación del Hospital con la cuarta planta. La evolución del Modelo ha venido marcada por la incorporación de la tecnología médica más avanzada y la paulatina apertura de nuevas especialidades y servicios. La incorporación del Instituto Social de la Marina contribuyó, de manera muy significativa, a que el Modelo pasase a contar con servicios permanentes de Urgencias, Cirugía, Obstetricia, Radiología, Laboratorio y Anestesiología, entre otros.

En 1965, se pone en marcha la primera Unidad de Cuidados Intensivos de Galicia. A finales de la década de los sesenta se crea, en un bloque anexo al centro hospitalario, la Maternidad y un Servicio de Prematuros, el único existente entonces en la Comunidad Autónoma gallega a nivel privado. La capacidad del Hospital es, en este momento, de 110 camas.

En 1988, se crea el servicio de Medicina Nuclear y en 1997, el servicio de Hospitalización a Domicilio. Es precisamente en la década de los noventa cuando el Hospital inicia una reforma que supondrá la transformación cualitativa y cuantitativa del clínico en un moderno Hospital del siglo XXI. Además de la creación del servicio de Cirugía Cardíaca, el nmero total de quirófanos se incrementa a siete, todos ellos equipados con las últimas tecnologías. Lo mismo ocurre con la Unidad de Cuidados Intensivos y el Laboratorio que, además de incorporar todos adelantos, pasan a estar considerados entre los más innovadores del panorama sanitario español.

Tras la definitiva ampliación del centro iniciada en 1993, el Hospital cuenta con espacio suficiente para incorporar los aparatos más avanzados en el nuevo servicio de Diagnóstico por Imagen: Resonancia nuclear magnética, Tac helicoidal, Radiología convencional digitalizada, Sala de Hemodinámica… La superficie del Modelo ocupa ya un área de 8.000 metros cuadrados.

Los conductores del Modelo durante sus 70 años de historia

Cinco años después de su inauguración, el pediatra Ramón Cobián Otero asume la Dirección del centro y la familia Cobián se hace cargo del Modelo. Pero ese mismo año, el Dr. Cobián fallece con sólo 52 años de edad, con gran pesar por parte de los coruñeses. Su puesto es ocupado por un íntimo amigo suyo, Víctor Fernández Alonso, quien dirige el Modelo bajo el mandato de la familia Cobián. En el año 1955, Ramón Cobián Varela, médico anestesista, hijo de Ramón Cobián Otero, se ocupa de la Dirección del centro. En 1995, se produce el relevo generacional en la dirección del Modelo, sucediendo después de cuarenta años a su padre, Jorge Cobián Casares como Director.

La culminación del esfuerzo realizado para conseguir la conversión del sanatorio Modelo en el moderno, prestigioso y avanzado hospital para todos los gallegos que es en la actualidad se produce en el año 1996 con la concesión, por parte del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, de la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo a Ramón Cobián Varela, Presidente del Hospital.

Más de 80.000 consultas al año en la actualidad

En los doce primeros meses de funcionamiento del Hospital Modelo, en el año 1946, se ingresaron 147 pacientes. En la actualidad, el clínico coruñés registra más de 6.000 ingresos al año. Otro aspecto importante es la evolución del número de empleados del Hospital. Si en sus comienzos eran 22 las personas que trabajaban en el centro, actualmente la plantilla del Modelo rebasa las 200 personas.

Más de sesenta especialistas atienden las cerca de cincuenta especialidades médicas y los veinte Servicios Centrales con que cuenta el Hospital. Las consultas externas son otro de los puntos fuertes del centro sanitario. En en último año, el Modelo atendió a más de 80.000 pacientes a través de su servicio de consultas externas.


sistema_publico_de_salud.txt · Última modificación: 2018/07/28 00:02 (editor externo)