Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


relatos_personales

Biografías de la memoria / Relatos personales

Siempre hubo innovadores y garajes, aunque no todos llegaran a ser tan famosos como los de Steve Jobs o Amancio Ortega. Y las personas, la ciudadanía, siempre han sabido lo que es la economía.

Lo sabía Fernando, cuando se propuso aprender de qué iba aquello de los electrodomésticos en la década de los sesenta. O Antonio, cuando se decidió por una carrera más corta para poder hacerse cargo de la empresa de su padre. Y lo sabe la carnicera de mi colega Manel Muntada cuando le cuenta que ahora, con la crisis, vende más solomillos porque la gente sale menos. La economía a pie de calle

El arte es... una forma de vida

Alina Granados esperó mucho tiempo para decidirse con su primera exposición, sin embargo el arte fue siempre su forma de vida, no hay más que fijarse en el nombre de su blog personal: Comprender el arte

Ciertamente no es fácil dejar que la atención se pose sobre los susurros pero, una vez que los escuchas, el proceso puede ser tan apasionante como sentir las olas que Alina Granados iba haciendo surgir del lienzo en blanco.


Si hubiera que definir a Alina en pocas palabras habría que destacar un don poco habitual: conectar con el momento y conectar todos sus momentos. Es como si captara lo disperso para transformarlo en luz a través de la dulce energía de su sonrisa. Igual que cuando hace surgir las olas de sus lienzos.

Se licenció en Filología Hispana en Santiago, luego en Filología Galego-Portuguesa A Coruña y estudió Técnicas de volumen en la escuela de Arte. Pero dejó los ingredientes en proceso durante unos años mientras se dedicaba a su familia y, desde 1988, a enseñar dibujo y pintura a niños en su propio taller. Pero es que, como nos decía en su primera exposición, “el arte es “una forma de vaciar la mente, de conocerte a ti mismo… una forma de vida”.

Alina ha hecho de su vida una secuencia de “momentos” que ahora parecen unirse en “su momento” porque desde su primera exposición en 2012 no ha parado.

¿Para ti que es más importante, el proceso o el resultado?

Sin duda el proceso es mucho más divertido. Realizo un trabajo muy físico en el que las manos son mis pinceles. Cuando termino una obra deja de ser mía, a partir de ese momento es para quien la sienta suya, si es que eso ocurre claro.

¿Qué influencias has tenido en ese método de trabajo?

De quien aprendí fue de mi madre. Ella me enseñó a mancharme, a pintar con las manos y a observar la energía en la naturaleza. Después yo lo apliqué a mi manera.

Su mirada es especial. En su reflexión sobre la película Máscaras, arte y pedagogía se dieron la mano para entender y disfrutar la belleza del proceso, por eso se fijó en el sentimiento de equipo y el afán integrador, en el valor de la amistad, en los trazos que la vida nos ofrece para reinventar-nos con “disciplina y generosidad”. Sin duda la mirada nos define porque vemos lo que somos.

Pero nada mejor que escucharla esta improvisada tertulia con Ángeles Sales y Juan Granados en una tarde de verano durante su primera exposición.



Actores de su vida y de su película

Historias personales colaborando por un reto: Fe, Amparo, Manolo, Eva, Miguel, Mireya y Iago.

Como cada año, Eva, Manolo, Amparo, Miguel y Mireya tenían que elegir una actividad de ocio, y lo de hacer un corto se salía de lo habitual.

Pero no sabían lo que les esperaba: nervios, esfuerzo, risas, camaradería… Porque mientras aprendían, ensayaban y rodaban su corto, estaban siendo actores de su vida y de su película: Máscaras


La historia personal del director, Iago González

Un día me preguntaron si podría hacer un corto, y yo dije: “Puede, pero quiero la historia del cómo”. Máscaras nació con título mucho antes de ser una realidad. Nunca fue un proceso arbitrario, había algo que contar independientemente de su resultado. Para los protagonistas principales, Eva, Manolo, Mireya, Miguel y Eva, también suponía un reto, pero ese reto necesitaba ser pautado para que, a partir de ahí, surgiera algo complicado: un proceso natural.

El proceso duró casi 3 años, y durante todo ese tiempo había que medir los elementos del planteamiento y su desarrollo. No era una simple cuestión de cómo situar las cámaras: debía respetar la manera en la que los protagonistas afrontarían lo que tenía que ser su historia.

Sumaron más 200 horas de grabación. Jamás me he preocupado de contabilizarlas, simplemente era necesario asegurar que, en la medida de lo posible, iba a poder capturar la historia, sobre todo por respeto a los protagonistas pero también para que Máscaras fuera la película que tenía que ser: La historia de un Reto.

El resultado fue una sorpresa para todos, porque nadie podía saber qué sucedería cuando arrancamos la primera sesión un, ya lejano, 18 de octubre de 2010. Los 90 minutos no sirven para recogerlo todo, pero sí para poder explicar en pantalla en qué punto un grupo de personas, con sus distintas capacidades, pueden asumir como suya la responsabilidad de sacar algo adelante: hacer suyo el reto.

Lo realmente cierto es que durante meses mi verdadera ilusión era poder contar ese éxito. Y eso es, en el fondo, Máscaras.

Masterclass

Educación inclusiva: iguales en la diversidad

Los conceptos de “diversidad” e “inclusión” han sido una constante en la reflexión en torno al Proyecto Máscaras, sin embargo, cuando se convierten en el objetivo de una exposición, hay que afinar las herramientas.

Se trataba de hablar de educación inclusiva explicando qué significa ser iguales en la diversidad pero, sin visionado previo de la película ¿cómo afrontar el reto sin caer en “paternalismos”? Pues como lo resuelve un director de cine, subiendo con su equipo al escenario para impartir una Masterclass.

Esta vez el objetivo no era hablar de sentimientos ni escuchar opiniones (esa reflexión ya está superada), sino explicar en qué consistió hacer el corto y la película. Porque ser iguales en la diversidad significa estar en el espacio público y competir y eso hay que ganárselo a pulso, sin concesiones.

Para la exposición, el director realizó una selección de imágenes agrupadas en cinco secuencias:

Ensayando
Aprendiendo a entender un guión
Equivocarse y repetir
Tomar decisiones
Y, sobre todo, ensayar mucho


El relato de algunas experiencias, reflexiones y opiniones de personas que han visto la película



La economía ciudadana


Ocio y negocio: Videoclub #Josman

Julia y Manolo: el freno fue la legislación


Trailer



Motivos y formas de emprender



Percebeiros

Emilio Mariñas ya se dedicaba a esto en el año 53 -“Porque eu nacín nesto”- igual que su padre y su abuelo. Y a lo mismo se dedican sus hijos.

Sus palabras guian los recuerdos por todas las rocas con nombre y significado en la península de la Torre de Hércules. Es la microtoponimia de la ciudadanía


Imágenes de su historia La historia del barrio



Percebeiros de Cedeira

Corto documental (12 min) dirigido por David Beriain sobre la historia de Serxio Ces, percebeiro de Cedeira, Galicia. Preseleccionado para los Premios Goya 2012.

Ruge el viento. El mar golpea los acantilados. Dos metros de roca, ésa es la franja de agua y oxígeno en la que crece el percebe. Dos metros donde el mar se ensaña, donde bate con fuerza milenaria. Una frontera de olas y espuma en la que Serxo y sus compañeros luchan por un bocado de mar.

Una frontera de valor y miedo. De temeridad y sentido común. Dos metros sin margen de error. Ahí vive el percebe. Ahí vive Serxo



"La Traída"

Julio de 2000: Mari Carmen y Sisa Vázquez Estévez de "La Traída"

En el callejón del Torreiro, entre la calle Real y la Galera, se encuentra un local que no luce rótulo, ni escaparate ni tampoco ningún signo externo que lo identifique. Lleva allí, en el mismo sitio, sesenta y cuatro años y encierra tras sus puertas un mundo habitado por recuerdos que son poesía y no historia, vivencias salpicadas por risas y claro, algún que otro llanto que se hizo canción para ahogar unas penas y que se unió a los otros, los cantos de alegría que en su día, más que hoy, resonaban en la estancia de la Traída.

Heredaron el negocio en 1951 a la muerte de su padre, Antonio García, que había venido de Beade, un pueblo de cerca de Ribadavia, donde tenían algunas viñas: “Un día se le ocurrió vener a Coruña a vender vino y acabó montando con mi madre esta taberna”. Eso fue en 1936

Al local, mi padre no le había puesto nombre y como enfrente estaban las oficinas de Aguas de La Coruña que se conocían como la Traída la gente al referirse a la taberna decía : “la que está enfrente a la Traída…” y La Traída quedó.

Nuestro padre se había quedado prendado de A Coruña el día que desembarco de Cuba donde había emigrado. Llego al puerto coruñés precisamente el día de fin de año y se encontró con un ambiente de fiesta que lo enamoró. De aquella aún era soltero pero cuando se caso, en cuanto pudo se vino con mi madre a establecerse en esta ciudad maravillosa. Nosotros nacimos aquí pero mi padre, sin haber nacido aquí, no sabemos si hasta no nos ganaria en coruñesismo. Era coruñés de los buenos e hincha acérrimo del Deportivo, socio de los antiguos, y muchas veces cuando el futbol empezaba a las 4 de la tarde se iba directamente al campo sin comer.

La Cátedra del Mús. Aquí empezó y aquí se hicieron los primeros campeonatos de Mus en 1951 al poco tiempo de morir supadre

Una clientela variada: Tenemos de todo. Mayores y jóvenes, hombres y mujeres que vienen a “picar algo” y tomarse una tacita. Por la mañana nuestra clientela esta formada por gente mayor, clientes de toda la vida. Hay alguno que nos vio nacer como Don Ismael Vidal Macho que tiene 88 años y ya empezó a venir cuando nuestro padre empezó el negocio. Por las noches son jóvenes los que vienen y muchos de ellos hijos y nietos de Srs. que fueron clientes. Nos hace mucha ilusión cuando estos chavales nos dicen que venían con sus padres y sus abuelos cuando eran niños.

Gente que cantaba…: Aquí no se prohíbe cantar. Es más, siempre tuvimos clientes con muy buenas voces que animaban el local pero ahora se canta poco. Hubo una época en que por Navidad aquí se reunía mucha gente y esperaban a sus familiares para ir a cenar todos juntos cantando villancicos. Era una tradición que se fue perdiendo con el tiempo. Ahora ya no se canta como antes y por la noche mucho menos. Aquí antes se cantaba y muy bien… Lucho Barros, Rama, la peña Monterroso… También venían los de Follas Novas a cantar y el Dúo Rex cuando salían del Desfile de Estrellas. Cuando venían los coros de Ferrol a A Coruña siempre se pasaban, algunos aún lo hacen ahora, a cantar por aquí. Antiguamente estaba prohibido cantar después de las 12 de la noche y se daba el caso de que por aquí paraba algún policía que avisaba a la Policía Nacional para que no viniera a hacer la ronda. Había un ambiente fenómeno y mucha gente que se creían que cantaban para que los invitaran y cuando lo iban a hacer era cuando se dejaba de cantar.

De que se habla en las tertulias: De política poco. Aquí la gente habla mucho de fútbol. El Deportivo esta siempre presente y más ahora. ¡ Menuda alegría nos dio ¡. Somos unas forofas del Depor – la decoración del local no deja lugar a dudas –y por eso los clientes nos echaron una buena regañina el día en que nos proclamamos campeones de Liga. ¡ Como lo oye! Nos fuimos las dos al partido y después a celebrar el triunfo a la fuente de Cuatro Caminos. Al día siguiente los clientes, que habían venido para celebrarlo se encontraron con que estaba cerrado. Pero al día siguiente, después de la fiesta de María Pita nos desquitamos todos juntos cantando y hasta haciendo la ola .Fue algo fuera de serie.

¿Que tiene la Traída para seguir “atrayendo” a la gente?: ¡Será por el vino y por el queso! (risas). . Tenemos un queso gallego riquísimo de Abeleira en Sobrado de los Monjes. Es pura mantequilla. También es muy rica la empanada de parrochas. En el verano es mucha la gente de afuera que viene buscando este sitio. ¿Si lo encuentra? Lo encuentran, lo encuentran… aunque no haya rótulo. Vienen de muchos sitios de España y también del extranjero. ¿Si somos internacionales? (risas). Eso parece. Hasta estamos en Internet. No teníamos ni idea y nos lo vino a decir un chaval joven que viene por aquí que nos vió en Internet. ¿Quién nos puso? Seguramente Ejarque, el anterior gerente de Turismo de A Coruña que venía mucho por aquí y que nos regaló, por ser tan “coruñesas”, una foto de la Torre de Hércules de la que solo se hicieron 25 copias – foto que convenientemente enmarcada preside el local y que señalan las hermanas García Estévez con orgullo–.También aparecimos en una revista catalana que se llama Viajar entre “Lo más 10 de A Coruña “y allí estábamos nosotros. ¡ Hasta vienen japoneses a sacarnos videos ¡. A la gente de afuera le llama mucho la atención y nos dicen que esto es único y que no puedo desaparecer. Es gracioso que cuando llegan los trasatlánticos viene por aquí franceses, ingleses y alemanes y siempre piden cerveza y acaban tomando las tazas. ¡Mi madre querida!, empiezan y no paran.

Hubo épocas en que lo pasamos mal. Desde la mitad de los años 60 a los 70 no “hacíamos” el dinero. Incluso estuvimos en un “tris” de dejarlo. Salimos adelante cuando volvimos a dar de comer porque, cuando nuestra madre se puso enferma, solo servíamos vino. Pero salimos adelante y hasta hoy


En la salud y en la enfermedad


En preparación: Antonio Armada, médico e inspector de Sanidad


relatos_personales.txt · Última modificación: 2016/08/01 11:38 por isabel