Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


rafaela_hervada

Rafaela Hervada

La primera mujer que dirigió en España una emisora de radio

´Nunca supe lo que era EAJ41´

“Cuando fui sola a la primera asamblea de la Ser iba con miedo, era la única mujer entre aquellos señores mayores, y creo que les di pena”

fotos00.laopinioncoruna.es_fotos_noticias_318x200_2009-05-08_img_2009-05-01_00.31.41_1080528.jpg
Rafaela Hervada posa ante el busto de su padre, Pancho Hervada, fundador de Radio Coruña. Foto de Víctor Echave

ISABEL BUGALLAL | A CORUÑA Fue la primera mujer que dirigió una radio en España. Rafaela Hervada se hizo cargo de Radio Coruña en 1964, a la muerte de su padre, Francisco, Pancho, Hervada, fundador de la emisora. Rafaela, Palela, que entonces tenía 47 años, enfila hoy los 92 con una espléndida lucidez y recuerda las vicisitudes de la que fue conocida como Radio Pancho, asociada desde 1949 a la Cadena Ser.

La emisora comenzó a emitir oficialmente hace 75 años desde su sede Fontán, 3. “Aquí EAJ41, Radio Coruña”, lanzó al aire Nieves Navarro, Loló, el 15 de marzo de 1934, antes de dar paso a la intervención del alcalde republicano Alfredo Suárez Ferrín. Rafaela Hervada, que tenía 16 años cuando su padre puso en marcha la que sería primera emisora de radio en A Coruña, pretendía hacerse registradora de la propiedad. Pionera también en eso, fue la primera mujer licenciada en Derecho en la ciudad. “En clase, en la Facultad de Derecho de Santiago, éramos dos chicas, Carmen López Nieto, y yo”, cuenta sentada en una butaca de su rincón favorito de la casa, en el mismo edificio de la plaza de Ourense donde está la actual sede de la radio desde 1960. A su lado, un receptor de aspecto antiguo y una cesta con una labor de punto: “Calceto mucho”, dice.

“Mi padre se puso mal, no podía atender todos los negocios y, como no había ningún varón en casa, me tocó a mí, que era la mayor de las hermanas, trabajar con él en la radio. Y me gustó. Era algo vivo, variado y ameno, completamente distinto a las oposiciones a Registros, una cosa aburrida y monótona”.

Con ella, Radio Coruña empezó a emitir las 24 horas y en frecuencia modulada.

-¿Fue una incorporación fácil?

-Yo lo veía venir, y al morir mi padre, yo ya estaba bastante preparada. Y en esa época, además, fue cuando empezamos a ganar dinero, porque gracias a la frecuencia modulada todo el mundo tenía transistor y la publicidad empezó a funcionar a lo grande.

-Y así se convirtió en la primera mujer que dirigió una radio.

-Creo que sí, desde luego, en la Cadena Ser fui la primera. Cuando llegué sólo había una mujer, María Josefa Rubio, que era la jefa de publicidad de la cadena, todos los demás eran varones. Yo tenía un miedo que ni me quiero acordar, pero me acogieron bárbaramente. Cuando fui sola a la primera asamblea de la Ser, vino Eugenio Fontán, que era el director, y me presentó a todos aquellos señores mayores, entre los cuales estaba Ramón Varela, la única cara conocida para mí porque había coincidido con él en Santiago cuando estudiaba. Estaba también Manolo Aznar, el padre de José María Aznar, que era jefe de programas, y creo que yo les daba pena.

-Pero en la emisora en A Coruña no era la única mujer.

-Estaba mi tía, Clotilde Carnerero, que se encargaba de la contabilidad y del archivo de discos; Nieves Navarro, la locutora que fue la primera en decir “aquí EAJ41”, y Enriqueta Brandón, locutora y jefa de programas.

-¿Qué significa EAJ41?

-No lo sé, nunca lo supe. Yo lo pregunté muchas veces y nadie me supo contestar. Sé que era una nomenclatura internacional y que el número se debe a que era la emisora número 41 de España, pero nunca supimos más.

-¿Cómo se embarcó su padre en la aventura de la radio?

-Vino a A Coruña un representante de Marconi para revisar la radio marítima y se hospedó en el Hotel Palace. Mi padre comía en el hotel cuando la familia se iba de veraneo al campo y un día le preguntó al camarero quién era un señor que comía a su lado. El camarero le explicó que era representante de Marconi y quería montar una emisora pero no encontraba con quién. “Preséntamelo”, dijo mi padre, que le interesó de inmediato el negocio. Él sólo tenía que encargarse de pagarla, puesto que Marconi se encargaba de lo demás. Y así empezó.

-¿Encontró resistencias?

-En plena Guerra Mundial, nos clausuraron la emisora porque decían que interferíamos una radio espía de los nazis que emitía desde unos camiones, en Santa Margarita, y con ese pretexto nos cerraron, pero mi padre fue a Madrid y logró que se reanudasen las emisiones en unos meses.

-¿Fue una jefa muy exigente?

-No, al revés, muy tolerante. Todos me tenían aprecio, o sea, que no debía ser tan mala: Javier Molina, Agustín Ameijeiras, Paco Pillado, Roberto Astorga, José Luis Mallo, José Luís Díaz Armada… todos me lo pusieron muy fácil.

-¿No se casó por la radio?

-La radio no tuvo que ver. No sé, pero no me pesa nada, me defendí sola en la vida.

-¿Las mayores dificultades?

-Económicas. Las facturas. La radio es muy costosa y se suda.

-¿Y en la información?

-¡Qué sé yo! Tuve problemas, por ejemplo, el 23-F, pero corté por lo sano y decidí conectar con la Ser en Madrid. Y antes de la democracia teníamos un problema muy gordo, la censura. No podíamos publicar, ni siquiera la publicidad, sin antes llevarle cada mañana a Serrano Castilla todos los papeles.

-La Ser era uno de los pocos medios críticos con Francisco Vázquez.

-Llegamos a tener un pleito por una tontería que le pareció mal, y gané yo, pero somos amiguísimos.

-¿Con los periódicos qué tal?

-Yo procuré citar con todos los roces y cada uno seguía su camino. Nunca le toqué y nunca me tocaron a mí.

-¿Radio Coruña seguirá en manos de la familia Hervada?

-Esperemos que sí, me gustaría que así fuese. Ahora está al frente mi sobrino Anca (Ángel Gómez Hervada) y esperemos que se mantenga la tradición familiar. Mis sobrinos nietos aún son jóvenes pero tengo varios a los que les gustaría.

El Ayuntamiento entrega a Radio Coruña Cadena SER la Medalla de Oro de la ciudad en su 75 aniversario

rafaela_hervada.txt · Última modificación: 2017/02/24 11:28 por isabel