Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


conversando_con

Biografías de la memoria / Conversando con…

Nada hay más interdisciplinar que la realidad y el fluir del pensamiento, por más que las reglas y normativas se esfuercen en compartimentar. Sin embargo la potencia de las ideas de nada sirve si no pueden ser compartidas.

La ciudad es el contexto en el que se desarrollan múltiples laboratorios ciudadanos y es, por definición, multidisciplinar. Pero no es suficiente, necesitamos indagar y evolucionar en las conexiones para llegar al conocimiento interdisciplinar. La economía a pie de calle


Específicos dMudanza


Antonio Fontenla

Antonio Fontenla Ramil es un destacado empresario del sertor de la construcción, la promoción inmobiliaria y las energías renovables. Y es también, desde 2002, presidente de la Confereración de Empresarios de A Coruña (CEC). y de la Confereración de Empresarios de Galicia, además de otra larga relación de cargos institucionaes y de representación a nivel estatal e internacional.

Su vocación asociativa y larga experiencia le llevó a ocupar altos cargos en las organizaciones empresariales coruñesa, gallega, española y comunitaria. En 1994 se convirtió en el primer empresario español que ocupó la presidencia de la Confederación Europea de la Construcción (EBC). En 2001 dejó el ámbito de representación sectorial al asumir la presidencia de la Confederación de Empresarios de Galicia, cargo que ocupó hasta 2013.

Desde 2002 ocupa también la Presidencia de la Sociedad de Garantía Recíproca AFIGAL. Asimismo, es vocal del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de A Coruña y, desde 2010, Cónsul Honorario de México con jurisdicción en las cuatro provincias gallegas.

En julio de 2012 fue galardonado con el premio “a la mejor trayectoria profesional” otorgado por la revista Ejecutivos. Pero Antonio Fontenla es, como toda persona hecha a sí misma, un gran humanista y aficionado a la historia, un excelente conversador y un enamorado de su ciudad.

Conversando sobre la ciudad, la vida, el futuro...

“al trabajar aprendes a dónde va dirigido el conocimiento”




Antonio Fontenla fue uno de los primeros valedores del proyecto dMudanza desde sus inicios, allá por 2013, cuando empezaba a dibujarse la idea original a raíz de los 50 años de historia de La Refinería en A Coruña. Desde entonces hemos mantenido más de una (larga) conversación que nos fue ayudando a situar el proyecto en el contexto de la ciudad desde un aspecto que siempre nos pareció fundamental: la economía ciudadana.

Por situarlo de forma rápida se le suele definir como empresario y presidente de la Confederación de Empresarios. Sin embargo, ambas etiquetas son claramente insuficientes para definir todo lo que abarca su extensa, e intensa, trayectoria personal y profesional.

Antonio representa la segunda generación al frente de una empresa familiar que se acerca a los 100 años de historia y que fue levantada por su padre, a quien recuerda con cariño y admiración, desde la nada:

Mi padre fue un hombre extraordinario, hecho a sí mismo. Según me contaba mi madre, era capaz de salir de casa con abrigo y regresar sin él, porque, si encontraba a un pobre por la calle, se lo regalaba. Nacido en Nigoi, un pueblecito de Pontevedra, vino a La Coruña a labrarse un futuro. Como necesitaba trabajar, se vio obligado a realizar todos sus estudios en cursos nocturnos. Dotado de una gran inteligencia natural y del don de la simpatía, no tardó en trabar amistad con gente bien relacionada, y en 1928 fundó la constructora Fontenla. La empresa fue haciéndose un nombre y posicionándose en el sector, hasta que en 1960 mi padre murió de enfermedad, todavía joven y activo. Como Fontenla siempre había sido una empresa muy paternalista, recuerdo que cientos de personas colapsaron la calle de casa en una manifestación espontánea de duelo popular.

Sin duda ha heredado mucho de lo que admira en su padre, pero destaca especialmente la capacidad de trabajo y su convicción en el poder de las redes, que le ha llevado durante décadas a batallar entre las innumerables tensiones del ámbito asociativo… incluso a nivel internacional. Sin embargo no le ciegan las alturas y encuentra el tiempo para conversar. Sobre todo si el tema se refiere a su ciudad, a la que adora hasta cuando pone el acento en lo que se debería haber hecho de otra manera: “Coruña era una ciudad que vivía apaciblemente…”

Con Antonio Fontenla inauguramos la línea de los “Conversando con” realizados específicamente para este proyecto. Porque el proceso de reflexión de una ciudad necesita mucho espacio conversacional para traer a primera línea las biografías de la memoria y la suya aporta la perspectiva de una trayectoria vital que conjuga lo local con lo global y lo cotidiano con la perspectiva de futuro, sin perder nunca de vista la grandeza de lo pequeño.

En esta conversación se condensan buena parte de los hilos temáticos y argumentales del proyecto dMudanza.

Publicación en la Web de la CEC


Ponencia de Antonio Fontenla en las jormnadas A Innovación nas políticas locais de emprego


Vídeo de la jornada (minuto 59:00 a 1:21)


Xulio Ferreiro y Antonio Fontenla

“Mirar por el bien común”: Antonio Fontenla & Xulio Ferreiro: Mano a mano entre el actual alcalde de A Coruña y el presidente de la CEC.

Si algo necesita la ciudadanía para vivir razonablemente tranquila es poder confiar en la altura de miras de sus representantes institucionales. ¿Y eso qué significa? Pues ante todo que nos transmitan calma, y que trabajen juntos para responder a una simple pregunta: ¿Qué van a poder contar nuestros hijos y nietos?

El problema no está en las diferencias de enfoque, al contrario, la diferencia es un valor porque contribuye a la búsqueda de soluciones innovadoras y consensuadas. Pero… ¿cómo generar esa confianza en un momento tan delicado, de continuo estado de alerta y profundas transformaciones sociales y económicas?

Las ciudades no son su pasado ni su futuro, son su presente: la realidad en la que todo confluye. Pero también son el marco donde lo local y lo global se (con)funden en una enmarañada red de voces que se enredan en múltiples capas.

Lo institucional suele moverse entre actos públicos y ocres protocolos, por eso hemos pedido a los representantes del sector empresarial, Antonio Fontenla, y de la ciudad, Xulio Ferreiro, que conversaran fuera de los entornos habituales. Y qué mejor contexto que el emblemático Club del Mar, con su historia de crouwfunding ciudadano y esa inmejorable ubicación.

La historia la hacen las personas

Antonio y Xulio (así de cercanos se han mostrado los dos) no hace mucho que se conocen, incluso es probable no se hubieran llegado a encontrar de no ser por el relevo institucional que se produjo en los últimos comicios municipales, de ahí la visión simplista y prejuicios (el “veterano” y “el que llegó por casualidad”) de sus respectivos círculos y con los que ambos se ríen en la conversación.

Aceptaron el reto a la primera y se han sentado a conversar desde sus respectivas responsabilidades pero, ante todo, como lo que son: un empresario y un profesor de universidad. Y esa conjunción de talentos y aptitudes, junto con la actitud cercana, pudiera ser el punto de partida para que, como dicen en su charla, “Coruña pueda ser lo que debe ser”.

Este mano a mano entre el actual alcalde de A Coruña y el presidente de la CEC no tenía un objetivo definido ni un guión, tan sólo unas referencias en el contexto de este proyecto de reflexión de la ciudad, por eso la conversación resulta comedida y relajada pero con esa estela de responsable cercanía con la que se exploran las personas inteligentes que saben que negociar no es restar sino añadir. Dos enamorados de su ciudad con un objetivo compartido: el bien común. Pero también comparten la certeza de que los buenos deseos no deben moverse entre ambigüedades, sino con objetivos definidos y diseñados.

Por eso, aunque durante la conversación surgen recuerdos compartidos y enfoques comunes, también asoma la zona crítica ya que ambos son conscientes de la necesidad de delimitar un marco de actuación claro que permita diseñar un futuro en el que apetezca habitar y seguir construyendo.

Lo más importate de poder escuchar cómo conversan nuestros representantes institucionales es cómo contribuye al proceso de construir confianza, con todo lo que implica:

  • Fomentar la capacidad de diálogo: Si queremos una ciudadanía dialogante han de serlo, ante todo, sus representantes. Hacen falta muchas conversaciones para encontrar caminos y generar acuerdos. Sin embargo, vivimos a golpe de titulares efectistas y, la mayor parte de las veces, manipuladores. No hay tiempo para pensar, para conversar, para reflexionar…
  • Contribuir a generar visión: Siempre habrá diferencias de enfoque o conflictos de intereses porque es lo que conlleva la dinámica de una comunidad viva, pero para seguir construyendo futuro hay que abordar los conflictos como oportunidades.
  • Ayudar a construir eslabones para las diferencias: Nuestros representantes institucionales son a veces el único punto de encuentro entre colectivos ciudadanos aparentemente enfrentados. No puede haber temas tabú, lo que hace falta es ponerlos encima de la mesa y tener voluntad de diálogo.
  • Reforzar el orgullo y la actitud emprendedora: Estamos acostumbrados a la foto institucional que generan los actos oficiales pero pocas veces podemos acercarnos al proceso de suavizar diferencias y construir acuerdos. Entender las dificultades fomenta la implicación y la responsabilidad que todas las personas tenemos en las decisiones de la ciudad.

La conversación




José Manuel Gutiérrez




Trailer

“La gente mayor le sigue llamando Garás a Linares Rivas… ¡Eso es una cosa preciosa!”


“Podías llegar a terminar tus estudios y no sabías nada de tu ciudad”

La historia de la ciudad, y de Galicia, cuando nosotros éramos pequeños no se estudiaba, sólo estudiabas historia de España.

José Manuel Gutiérrez, Guti como le conocemos la mayoría desde su etapa de estudiante, es periodista, y de los de raza. Es decir, no de los que corren tras el titular fácil sino de los que investigan y documentan, por eso sus compañeros de trabajo recurren a él cuando hace falta poner en contexto las urgencias periodísticas que se solapan en el día a día.

Cuando le llamamos para contarle del proyecto pensábamos en su gran conocimiento de la ciudad pero nos encontramos un vínculo especial con la idea desde la que empezamos a indagar ya que tenía dos años cuando su familia se trasladó de León a Coruña siguiendo la estela profesional de su padre, uno de los pioneros que contribuyó a la puesta en marcha de La Refinería. De hecho, al final de la conversación evoca su recuerdo en una preciosa Metáfora de la Memoria.

“No me gustan los profetas”

Guti no gusta de análisis superficiales. Tras su apariencia relajada como de profesor de historia, su gran afición, asoma pronta la mirada escéptica y crítica, tajante incluso, contra la moda de visionarios e ilusionistas que nos invaden: “Quién sabe cómo va a evolucionar una empresa o un sector”. Y en realidad, por más importantes que nos guste creernos, el futuro empezó hace mucho tiempo.

Ciudades estratégicas somos muchas pero otras tienen más capacidad para hacerse ver y para presionar

Esa tarde de domingo en la sala de reuniones de La Opinión, el sol se fue escondiendo tras los tejados mientras recorríamos la historia entre las calles de una ciudad que a pesar seguir teniendo el centro como referencia lo ha desmantelado para llevarlo a las afueras.

Estas conversaciones nunca tienen un guión pero, como buen periodista, Guti parecía tenerlo en su cabeza. Más parecía un inicio, lo iremos viendo.

La conversación


Una cosa que para mí define a Coruña es el centro como referencia, en Vigo no oyes a nadie decir al centro… Y no dices voy al centro sino voy a bajar al centro

Sin embargo, "el centro" es un concepto tan relativo...




Callejeando por la memoria:


Juan Freire y José Manuel Sande




Trailer
Mano a mano entre José Manuel Sande, Concelleiro de Cultura, Deporte e Coñecemento del concello de A Coruña y Juan Freire, ideólogo y hacedor, prescriptor de tendencias y emprendedor a la vez que empresario

“Pluralidad de modelos posibles”: Juan Freire & José Manuel Sande

Suele ocurrir que, a pesar de su cercanía, las personas “dispuestas” son las menos “disponibles”, porque las horas y los días resultan insuficientes para su espíritu inquieto y hacedor. Eso es lo que nos ocurrió con los protagonistas de este “Conversando” pero, tras algunas dificultades de agenda para reunirlos en el tiempo y el espacio (físico), decidimos sustituir la comida de un frío y desapacible lunes de diciembre para grabarlos en este mano a mano en el Planetario de la Casa de las Ciencias.

Los protagonistas de este “Conversando” son José Manuel Sande, concelleiro de Cultura, Deporte e Coñecemento de A Coruña y Juan Freire, ideólogo y hacedor, prescriptor de tendencias y emprendedor a la vez que empresario. Ambos, haciendo gala de su elegida condición de intelectuales activistas, empezaron por presentarse ordenadamente. Pero no tanto por lo que son sino por lo que quieren provocar: disrupción.

Su mirada al pasado es pura consciencia del proceso en el que estamos construyendo el futuro e incita al activismo social en todos los ámbitos. Sande habla de “biopolítica” porque “la vida y la experiencia son indisociables” y Freire destaca la “importancia de detectar el proceso”:

Estamos en un momento curioso porque [este movimiento] explotó ahora pero ya estaba ocurriendo

La conversación resulta engañosamente fluida porque a pesar de su ordenado relevo en el turno de palabra van tejiendo una compleja red de anotaciones y preguntas para entender esta realidad que parece querer atraparnos en su paradójica rapidez-lentitud:

La sensación de que “esto no cambia” pese a estar desbordados por los acontecimientos.

Las trayectorias de Freire y de Sande están muy ligadas a la educación y a la cultura y, pese a algunas diferencias de perspectiva por sus actuales ámbitos profesionales, comparten interés e inquietudes por la complejidad del cambio cultural ligado a las nuevas formas de relación que deben trasladarse a la política. Por eso insisten en que todo lo que estamos viviendo es parte del entrenamiento y el proceso de aprendizaje.

El futuro está por escribir. La ciudadanía se va dotando de discurso y herramientas, se han conseguido importantes logros pero… ¿y luego qué? Porque no se trata de combatir, ni de eliminar, sino de abrir espacios en los que puedan convivir las diferentes metáforas y lenguajes que ahora parecen no entenderse porque no se hablan.

Y, sin embargo, ese es el objetivo, diseñar la forma de seguir haciendo camino desde la pluralidad de modelos posibles. Y todo necesita tiempo… y perspectiva:

Freire: El problema es tener que (y querer) exigir a los proyectos resultados inmediatos

Sande: Se mira todo con lupa buscando resultados “al cambio” y eso nos puede llevar a una decepción amplificada

Este Conversando nos sitúa en punto medio inter-generacional de la proyección temporal del proyecto “De Mudanza”. Y también en lo que debe ser el eje central de la sociedad: la educación y la cultura. Porque es necesario cierto punto de madurez para saber escuchar “lo que cuentan nuestros padres y abuelos” y, a la vez, para poder dirigir la ilusión y la capacidad de hacer a “lo que van a poder contar nuestros hijos y nietos”.

La conversación


Decíamos en 2011...

Hablamos con Juan Freire de tendencias y de no-modelos, de preocupaciones reales y miopías legislativas, de la necesidad de puentes que hemos de cruzar para que sociedad y economía despierten de su letargo. Pero también de ciudades con exceso de identidad que necesitan enfoque y dinamismo y de tecnologías sociales, que cambian la forma en que la gente se organiza. Porque vivimos en un mundo paradójico y mientras nos peleamos por la regulación del mercado laboral, la gente a pie de calle evoluciona hacia un nuevo modelo cultural en el que trabaja en proyectos y valora la autonomía personal.

La división entre trabajo y vida, entre lo personal y lo profesional, es cada vez más difusa. Y no es sólo la crisis, que también, es una nueva forma de vivir.

Ya no se concibe el modelo de consumo pasivo, los procesos son participativos e inspiradores y necesitan nuevos espacios de colaboración que no encajan en la rigidez de las estructuras que nos empeñamos en mantener. ¿Tendremos que repensarlas? Sólo hay que mirar lo que está ocurriendo en el mundo y no seguir empeñados en “vernos” como periferia, pero con matices porque el contacto físico sí importa para afianzar relaciones.

La construcción de redes sociales privadas hace que, en contra de lo que parecía, cada vez nos concentremos más y eso tiene dos efectos: En cualquier sitio puede surgir un nodo de actividad pero… nos pueden desconectar muy fácilmente si no arrancamos o nos falta ambición. Marchar es muy fácil cuando se sabe “dónde está lo interesante”.

Así se auto-define José Manuel Sande



Jaime Castiñeiras y Manel Muntada

Y las personas se van formando, conociendo, le van cogiendo el cariño que tienen sus antecesores a todo el sistema… Que es en lo que creemos, que a ciertos niveles el conocimiento sólo se puede transmitir porque te guste, porque le cojas cariño… y que haya un buen profesor, un buen maestro, claro



Jaime Castiñeira de la Torre, director general de las empresas municipales Emalcsa y Emvsa, conversa con Manel Muntada ColelL, experto en desarrollo organizativo y gestión del conocimiento.

La historia del agua en A Coruña es intensa y larga, peculiar y no exenta de tensiones en algunas fases, sin embargo, se diría que en los casi ocho años que Jaime Castiñeira lleva al frente de la organización, ha tenido tiempo interiorizar lo mejor de su esencia para este futuro que nos invade a velocidad de vértigo.

La conversación con Jaime es rápida y directa, como lo fue su decisión de poner en marcha este proyecto cuando le presentamos la idea porque parece tenerlo claro

El triunfo de esta empresa siempre va a ser ese pasado, y ese pasado es el que tiene que marcar a las nuevas generaciones


En esta esquina atlántica, que parece quedar tan lejos de todo, suceden muchas cosas. Algunas tan aparentes como el imperio en un sector tan maduro como el textil pero también otras que, siendo igualmente modélicas y ejemplares, pasan desapercibidas, como nuestra empresa de aguas, una de las pocas con accionariado 100% municipal y rentable, y en la que destaca, desde sus inicios, una inquebrantable vocación de servicio por la implicación de las personas que han hecho, y hacen, su historia.

Durante la conversación, Jaime destaca la humildad como principal valor de la empresa y tiene razón, porque es una empresa pequeña, que funciona muy bien pero no hace ruido y que no siente la necesidad de demostrar nada a nadie porque “lo importante, de verdad, es que salga el agua por el grifo”. Tiene claro que la mejor política de publicidad de la empresa es que no se hable de ella, porque eso significa que todo funciona.

En el tiempo que lleva le ha tocado afrontar varios relevos institucionales, con diferentes colores políticos, y la creciente e incesante exigencia legislativa en todos los ámbitos que le afectan. Pero eso no ha impedido que Emalcsa siguiera desarrollando proyectos propios como la renovación de la Red y otros relativos a la comarca, como la planta depuradora, o la evolución tecnológica de la ciudad con el proyecto Smartcity.

Jaime sabe que la clave de ese futuro sigue estando en la especial implicación que siempre se ha respirado en esta empresa y por eso es bueno reconocer, y mantener, el conocimiento que se ha transmitido desde el cariño, la vocación de servicio y la capacidad para detectar y solucionar problemas. Porque no debe romperse lo que ya funciona, por eso es importante que la ciudadanía vea y conozca lo que hay detrás de esta empresa: “las personas, siempre son las personas”.

yo no quiero perder el manejo de las tuberías, el manejo de la planta de La Telva, el conocimiento de Cañás… Eso es lo que no podemos dejar que se pierda



Jesús Etchevers y Ángeles de la Iglesia

El puerto como motor de desarrollo y la economía ciudadana

Ángeles, mujer carismática, empresaria y política. Jesús Etchevers, presidente durante un par de décadas de ARPESCO, la asociación de armadores, y empresario. Gran conocedor del sector de la pesca y su recorrido legislativo de todo el proceso de integración en la UE.

Ambos jubilados pero, antes y ahora, activistas y combativos en todos sus ámbitos de desarrollo.




José Antonio Orejón Pajares

José Antonio Orejón Pajares, fue director de la empresa de Aguas de La Coruña, que así se llamaba en sus inicios como empresa privada. Le tocó vivir el largo proceso de municipalización de la empresa y, junto con su equipo, formó parte de importantes hitos de transformación de las infraestructuras de la ciudad. Le gusta definirse como “una persona muy afortunada” ya que tuvo la gran suerte de estar en el sitio oportuno en el momento preciso. Intuia que no era tan sencillo pero, tras nuestra larga conversación, lo que tengo son algunas certezas de que las cosas no son exactamente así.

Cuando un amigo te dice “voy a poner en mi curriculum que soy tu amigo” casi se te saltan las lágrimas porque ya no te pueden decir nada más



Cuando empezamos con el proyecto, esta conversación con D. José Antonio Orejón era una hipótesis poco probable ya que desde su retiro en la empresa se ha mantenido bastante al margen de la vida pública. Sin duda resultó fundamental la intermediación de su hijo José Manuel, actual director técnico de Emalcsa, a través de quien le hicimos llegar información amplia sobre el contexto global del proyecto dMudanza. Y no sólo le gustó sino que parece que llegó en el momento oportuno.

Su vida profesional estuvo marcada por la cortesía del “usted” porque “era extraordinariamente cómodo para el respeto (mutuo)”, pero eso se acabó al pasar “al pelotón de los jubilados” en el que las barreras profesionales ya no tienen sentido. Pero también porque los tiempos han cambiado y el tuteo se ha desarrollado tanto que es lo más natural. La buena educación ya no depende de eso, sino de otras cosas.

Dice que su trayectoria ha sido larga pero “la más normal y la más tranquila”. A los 25 años era ingeniero, pero de aquella la carrera eran 7 años, siete cursos reglados… haciendo el ingreso a la primera. Tan sólo once años después, con 36, asumió la dirección de la empresa. En las fotos se le ve muy joven (un “pipiolo”) pero dice que fue fácil, porque pudo aprender el oficio con personas tan carismáticas y que sabían tanto como D. Tomás Fábregas y D. Enrique Touron (padre).

Por la contundencia con la que se expresa, se diría que dibujó su vida con esa precisión técnica propia de su formación de ingeniero, pero no.

He dicho, siempre que alguien me ha hecho mirar un poco hacia atrás que he sido una persona extraordinariamente afortunada menos dos puntos, uno muy al principio de mi vida que fue el fallecimiento de mi padre muy joven, él y yo, él con 43 años y yo con 13. Y luego, pues una circunstancia que se ha producido recientemente que, bueno, tampoco es objeto el hablar de ella, cuando perdí a mi mujer el año pasado.

En ese otro intervalo, he sido la persona más afortunada del mundo… porque circunstancialmente, como siempre se dice, es estar en el sitio oportuno en el momento oportuno… a mí me ha tocado, por suerte, estar y, he intentado aprovecharlo. Y entonces me ha tocado vivir muchísimas experiencias no solamente en la empresa, en el abastecimiento de agua, sino en la universidad, en el colegio profesional… en muchísimos sitios. Y además con el impulso que siempre se me dio desde la familia, ha sido muy fácil.

La única pregunta que me hacía de vez en cuando es “me están diciendo que esto está saliendo bien, pero si estuviera otra persona a lo mejor lo habría hecho mejor.


Pero esa pregunta era la que lo movía a no conformarse: “No es falsa modestia ni muchísimo menos porque como todo, todo puede mejorarse y se habrán cometido fallos porque lo absoluto no sería humano y si de algo he presumido es de intentar ser humano”

Coincido en parte porque el factor suerte de poco sirve si no eres la persona adecuada y no tienes la predisposición a afrontar retos. Pero insiste: “La oportunidad era tan clara, tan clara, tan clara, que la verdad que no costó ningún esfuerzo extraordinario”.

Estaba todo tan bien hecho, tan bien hecho hasta que yo tuve que asumir la responsabilidad que casi, casi, el camino estaba marcado. Y entonces con esas hipótesis, la empresa es muy sencilla porque no tiene ni la gran tecnología… sino lo que tiene es responsabilidad

Las casi dos horas de conversación se hicieron cortas porque la historia de la ciudad, la de la empresa y la de los inicios de la universidad, están llenas de nombres de personas a las que recuerda con cariño y respeto. Y de anécdotas, como la de cuando recién entrado en la empresa D. Ricardo le mandó a “desasnar” a una de las obras emblemáticas, o la del convenio que hubo que firmar para los entierros de Seixurra mientras se construía el puente en la presa de Cecebre.

Y es que la vida es mucho más que un cronograma de fechas y referencias porque lo importante está en la intrahistoria en la que se teje la memoria colectiva, como aquel singular asesinato de 1908, un año en el que empezó, al fin, a llegar el aguan a los grifos de la ciudadanía. El mismo año en el que Dña. Emilia Pardo Bazán recibió el título de Condesa, murió Curros Enríquez y el Deportivo jugó los primeros campeonatos oficiales en el Corralón de la Gaiteira.

Aunque me tocó conocerlo en esta nueva etapa en la que ha abandonado el “usted”, creo haber entendido por qué se ganó el cariño y el respeto de las personas que trabajaron con él.

Emalcsa- Cecebre


Francisco Vázquez y Alberto Martí

Hay personas que su trayectoria vital adquieren una relevancia en las que el personaje casi supera a la persona. Sin embargo, lo importante de este proyecto es el proceso y los espacios de conversación que genera donde se pone en contacto a las personas por encima de “sus personajes”. Porque el objetivo no es quedarse en los datos sino que estos se desprendan de los relatos personales.

Y todo empieza en la forma de mirar y ver la vida desde lo cotidiano, en esa mirada “a pie de calle” con la que desde niños, empezamos a componer nuestra propia realidad:

¿Cómo era esa mirada de infancia y juventud de Alberto Marí y Francisco Vázquez hacia lo cotidiano y hacia las personas?

¿Cómo la interpretaban cada uno y que otra realidad imaginaban o soñaban?

¿Cómo hemos cambiado las personas en estos 50 años?

¿Qué queda de aquella percepción?

¿Hacia donde caminamos, o debemos enfocarnos?






Relacionados


Manel Muntada

Sostengo que la consultoría y todas aquellas profesiones directamente relacionadas con la ayuda y el asesoramiento profesional o personal, además de experiencia, requieren de un conocimiento humanístico y científico amplio y ecléctico, que vaya mucho más allá de la teoría o metodología especializada, que añada criterio, amplitud de miras y, en definitiva, favorezca la comprensión y estimule la empatía con las personas con las que se trabaja y en las que incide nuestra intervención. Cómo aprendo

Manel Muntada es experto en gestión del conocimiento, desarrollo organizativo y gestión del cambio. Consultor y formador. Actualmente desarrolla su labor de consultor como director de la marca profesional [cumClavis]

La conversación es una pérdida de tiempo muy agradable

Innovación en el sector público

Las comunidades de aprendizaje como metodología formativa TEDxPlaçadelForum: “Soy mis conversaciones”



Conversando con José A. Latorre, director de formación de la Diputación de Alicante



… no es tanto lo que escuchamos en los otros como las conversaciones que se generan y cómo éstas influyen en nuestra forma de ver el mundo

Próxima publicación: “Conversando entre Manel Muntada e Isabel Iglesias en el marco del proyecto “Emalcsa: Memoria y Futuro”



Carlos Conde, presidente de INEO

La tecnología como medio para...


La tecnología ya no es el futuro, simplemente “es”. En realidad ya casi ni sorprende porque lo esperamos todo de ella al tiempo que nos debatimos en el vértigo que transforma nuestros usos y costumbres. ¿O no tanto? Vivimos un momento apasionante en el que los avances también parecen recuperar otros momentos de la Historia, como ocurre con la vuelta al taller que nos trae la impresión 3D y la cultura maker.

Porque así era la vida no hace tanto… La generación que acudió a estas escuelas como la que pone marco a la conversación ahora whatsappea con los nietos, saca fotos con el móvil o incluso tienen un perfil en facebook. Tal vez no la mayoría, es cierto, la brecha digital existe, pero son conscientes de la presencia de Internet en nuestras vidas: la inutilidad de los bancos cuando cae la conexión, el expediente médico en pantalla, la videoconferencia con la familia…

Y, casi sin darnos cuenta, la magia de los símbolos del aprendizaje y del conocimiento que nos acompañaban se fueron convirtiendo en metáfora de lo que la tecnología va rescatando. Porque en eso consiste la innovación, en detectar las preguntas que todavía no conocemos.

Mientras tanto seguimos haciendo camino, aunque a una velocidad de vértigo. Tal vez ése es el principal reto que se plantea Carlos, que INEO sea capaz de ir por delante del etéreo lenguaje de la “transformación digital”.


Agustín González y Goio Borge

Agustín González y Goio Borge, ambos empresarios y con amplios conocimientos sobre el sector de reciclaje y medioambiente, pero con suficientes diferencias en su trayectoria y perspectiva para permitir que asome la disrupción.


Residuo... Desecho... ¡Es un activo!

Amenazas y oportunidades: la sombra de la Administración

Bajo las etiquetas de sensibilización y difusión de la cuestión medioambienal, proliferan todo tipo de eventos en los que se re-mezclan sin criterio, ni pudor, lo educacional y los consejos verdes con las restricciones normativas y las oportunidades de negocio. Y detrás de casi todas, los mandatos de la UE y el entramado burocrático administrativo que en nuestro país se ramifica en diferentes niveles. Una locura.

La sombra de la administración es muy alargada y su (falta de) visión planea durante toda la conversación enriqueciéndose con las diferentes perspectivas de los contertulios:

Se está generando conocimiento permanente que la administración es incapaz de digerir y “normaliza” legislando. Pero… ¿por qué “defenderse legislando” en vez de “afrontar los problemas con decisión y liderar”?

Los retos son importantes y la pregunta es obvia: ¿Va a estar la administración a la altura? Se hacen cosas pero una administración no habla con la otra… Es decir, hay datos, y posibilidad de soluciones pero “es complicado” porque la información que no se puede traducir en acción tiene poco valor.

  • ¿Hay que entender a la administración con “sus problemas”?
  • El vertido de un día se convierte en una legislación. Ocurre algo y la administración saca una regla general para tranquilizar a la población pero crea otros problemas, o circunstancias restrictivas que los van a crear.


Javier Tamarit y Iago González

Ateniéndonos a lo que Javier Tamarit y Iago González representan en sus respectivos ámbitos profesionales, la calidad de vida y el cine, parecen encontrar puntos en común para repensar el punto de partida, para avanzar en ese impreciso ámbito de los derechos humanos. Porque… “la ciudadanía es muy reciente y de hecho somos todos muy vasallos, muy inexpertos, ciudadanos en ciernes”


Todo es tan rápido que lo importante no arraiga. No sé dónde queda el tiempo de la tranquilidad para la reflexión, la tranquilidad de la convivencia con independencia de las diferencias y la diversidad.

El tiempo para una charla tranquila no lo dan las tecnologías por sí mismas, lo pueden potenciar pero si nos quedamos en eso suena a compulsión: “Hojas que antes de llegar al suelo se las lleva el viento”.

Las protestas en la calle son importantes como símbolo de unión pero, sobre todo, porque significa aceptar la responsabilidad de demostrar que no sólo somos, sino que también estamos. Porque bajo la apariencia de un problema económico lo que está en juego son los derechos humanos. Un paso atrás cuando apenas estábamos empezando.

Al principio está la relación

Escuché a Javier Tamarit por primera vez a principios de los noventa, cuando el lenguaje de lo social era todavía escaso, y bastante torpe. Entonces, hablar de minus-valía ya parecía un avance así que cuando explicó la (dis)capacidad como algo que “no se es sino que se tiene”, intuí que estaba hablando del conjunto de la sociedad, de la “normalidad“.

Pero aunque las cosas avanzan con exasperante lentitud, tal vez el misterio de su vitalidad y su capacidad para transmitir está en la eterna sonrisa con la que nos recuerda que hay que evitar el plural para hablar de la persona. Porque todos tenemos nombre.


Juan Granados y Iago González

Juan Granados es escritor, inspector de educación y director de Eduga, la revista de educación de la Xunta de Galicia. Se enamoró de los valores humanos y educativos de la película Máscaras y quiso conversar con su director, Iago González.

Cine y educación: el camino de la integración por la naturalidad


La vida tiene su particular forma de ironizar sobre lo que hacemos y lo que queremos, como le toca comprobar al director de Máscaras y de Calcetin(e)s que, acostumbrado a dirigir y narrar tras las cámaras, se ha convertido en su principal objetivo. Es lo que tiene hacer cosas diferentes, que se convierten en un nuevo punto de partida.

Juan Granados ya lo advirtió en aquel Pase Especial.


Santy Gutiérrez

Santy dibuja desde siempre pero a los quince años afirmaba que si algún día se convertía en su oficio dejaría de ser un hoby, una pasión, para convertirse en una losa. Sin embargo tras terminar Filología Inglesa pensó que la rutina de los despachos no era lo suyo así que, preparó su curriculum y se lanzó en busca de la suerte.


Dibujando la actualidad, los sueños... y la vida

Conversamos sobre si la situación geográfica desde la periferia afecta a la visión de la realidad y tiene claro que no, pero me ha gustado el orgullo identitario con el que reivindica la sorna, el sarcasmo y la retranca del humor gallego: “Tenemos los gallegos un sentido del humor especial, como los ingleses. Aunque el humor es universal”.

Es orgulloso y humilde, perfeccionista del esfuerzo pero tolerante con la realidad, implicado y relativista. Nunca dibuja fuera de su entorno de trabajo, ni siquiera cuando habla por teléfono o cuando viaja. Confiesa tener una excelente memoria visual (¡que envidia!) que le permite que lo incorporado se cocine en su horno particular para luego recrearse en la libertad creativa. Sonrío… ¡parece tan fácil cuando lo cuenta!

Con lo que más disfruta es con el humor gráfico y aunque reconoce que la crisis da para mucho reivindica la felicidad como inspiración: “Las viñetas cotidianas surgen porque el día a día es precioso, hay que disfrutarlo”.


Rafael Valcarce Baiget

Rafael Valcarce, además de su incuestionable encanto como contertulio y compañero de mesa, es un hombre con una importante trayectoria en el mundo de la empresa y la política. Dos elementos importantes para la misión que en su día se planteó al asumir la presidencia del Cluster: liderar en Galicia el papel de las TIC como motor del cambio de modelo productivo. Pero es que, además, como él mismo afirma, "siempre le ha gustado mandar".

Y fue durante su mandato cuando tuvimos esta conversación para revisar algunos tópicos. Porque… ¿Existe el "sector TIC"?


No había un guión, ni preguntas preparadas ni temas prohibidos, pero sí le hicimos llegar una serie de cuestiones para abordar en la conversación:

✔ ¿Existe el sector TIC o es “simplemente” el camino por el que la economía y la sociedad han de transitar para evolucionar? ¿Es un sector más? ¿No es en realidad el punto de partida para una acción de gobierno de futuro?

✔ ¿Somos conscientes de que es la propia sociedad la que inventa los usos de las TIC?

✔ ¿Como evoluciona el concepto de asociacionismo con la actual tendencia de la comunicación y el trabajo en red?

✔ ¿Como desde el ámbito asociativo se puede ayudar a cambiar la “visión” de inversionistas y ámbito financiero?

✔ ¿Cómo conciliar la exigencia de planes de negocio a tres años con la tendencia de lo “gratis” que está generando auténticos modelos de negocio y riqueza? ¿Cómo cambia esto la realidad existente?

✔ ¿En que proporción necesitamos mejorar orgullo y trabajo para dar el salto que necesitamos?

El futuro es tarea compartida y hemos de construirlo derrochando generosidad, sobre todo “en la última milla”

Lo cierto es que esta fue una conversación un poco diferente. Cuando la revisé para tomar algunas notas, me di cuenta de que lo que habíamos hecho fue debatir, con extrema cortesía y negociando puntos de encuentro, pero con algunas diferencias importantes en el punto de partida. Y es que no en vano, como me decía al final, Rafael Valcarceprefiere sorprender a que le sorprendan, aunque si algo capta su atención, escucha.

El presidente del Clúster no gusta de ambigüedades, se muestra “amigo de empaquetar… luego vendrán los matices”. En lo que sí coincidimos es en que el sector TIC no está delimitado porque forma parte de nuestras vidas y nuestros negocios. Y también cree que la crisis sufrida cuando la burbuja de las punto.com nos protege, a modo de vacuna, en esta crisis global.

Afirma que la clase política debe ser “optimizada”, al igual que los dineros públicos, y que debemos proteger la industria mientras el espíritu emprendedor se prepara “en la vida real”. Por eso tampoco cree en ilusionismos auto contemplativos y defiende que las iniciativas de futuro hay que protegerlas de sí mismas arrimando el hombro.


Antonio Fernández Hernando

Antonio representa la parte más especuladora de la economía. Es presidente en ARMABEX. Especialista en constitución de SOCIMIs y su incorporación al MAB. Autorizado por ByM y la CNMV. Sin embargo le gusta sentirse emprendedor…

Inversiones en economía real... rentabilidad financiera emocional


Nos gusta pensar en las emociones como nuestra expresión de libertad, pero no tanto el hecho de ser conscientes de su precio y los pasillos que comparte con el dinero. Con los estudios del comportamiento avanzando sobre nuestra conducta consumista, el desarrollo de las redes sociales se ha instalado en nuestra rutina con nuevos retos y peligros.

Tenemos, por otro lado, el discurso que el sistema está convirtiendo en clamor en busca de la fórmula mágica que nos convierta en una sociedad emprendedora. Pero es, en general, un discurso infantil e inmaduro, a medio camino entre la explotación de la exaltación emocional y la proliferación de recetarios oportunistas. No nos gusta hablar de dinero, solo tenerlo.

Si bien en los previos de su conferencia lo que me llamó la atención fue la segunda parte del título, la rentabilidad financiero-emocional, el eco que resonaba en mi cabeza fueron las palabras: “economía real“. Porque… ¿tenemos claro de qué hablamos?


Isabel Iglesias y Sergio Barbeira

Conversación como empresaria y presidenta de la Federación de Empresarias de Galicia


La falta de visión, de concretar objetivos, de no ser capaces de generar esperanzas y espíritu de lucha. Creo que es una misión del cuerpo político, de los representantes empresariales, de las familias. Es decir, las cosas están crudas, es verdad, pero hay que ponerse a caminar. La falta de visión de hacia dónde tenemos que ir es de lo que más preocupa. A mí me preocupa.


Isabel Iglesias y Mayte González

Entrevista en La Ser sobre la presentación de la publicación del estudio “Empresarias Xubiladas”: Porque... ¿a qué se dedicaban las mujeres?


“Memoria histórica” no me parece una definición correcta si sólo implica enfrentamiento y archivo mientras se pasa por alto lo que debe ser su objetivo, que necesariamente ha de enlazar con el motivo que origina la necesidad de recuperación: justicia, aprendizaje, progreso… ¡Depende! Si hablamos de personas, no me suelen gustar las grandes teorías porque lo colectivo no es sino un conjunto de identidades personales enredadas en el marco de un contexto.

Todo esto pensé en 2008 cuando la presidenta fundadora de las organizaciones de empresarias de Galicia se sublevaba, con razón, por lo que consideraba una oportunista manipulación de las instituciones al organizar la exposición “Pioneiras“. Conociendo mi afición a cuestionar y a investigar, acudió a mí con lo que ella pretendía que fuera el gran homenaje a las que estaban vivas. Y lo quería… ¡Ya!

A pesar de mi afición al relato, lo que me resultó especialmente satisfactorio fue la búsqueda de enfoque para la construcción del contexto, hasta que llegamos a la conclusión de que el punto de partida tenía que ser la “percepción social y el tratamiento histórico respecto a la actividad empresarial de las mujeres”.

O que si proba esta carencia é a herdanza de séculos de silencio que axuda a contextualizar a percepción social e histórica do traballo das mulleres cobrando sentido, máis que nunca, a diferenciación traballo-ocupación-salario-emprego.

“De feito, unha das principais conclusións, de carácter cualitativo, refírese á constante omisión, por pudor cando non mal intencionado esquecemento, respecto a datos que relacionen o traballo e a ocupación das mulleres co diñeiro, de lexitimar os seus intereses e aportacións económicas incluso cando esta se refería claramente a actividades “extradomésticas” e remuneradas“.

Si algo se pone de relevancia en estas páginas es que, bajo esa expresión de “actividades extradomésticas remuneradas” se ocultaban auténticas iniciativas empresariales que, en muchos casos, no sólo constituían el único soporte económico sino que crearon y dinamizaron auténticas redes comerciales. Y todo esto en una época en la que la tradición, pero sobre todo la ley, prohibía a las mujeres ejercer y liderar ningún tipo de actividad económica remunerada. Ni siquiera disponer de su propio dinero en casos de herencias.

Por eso decía al principio que lo importante de los trabajos de recuperación está en la construcción del contexto pero, para eso, la perspectiva histórica implica preguntarse por las causas de ese silencio y la relación con la situación actual. Y contarlo es importante porque las palabras son un instrumento poderoso.

Ángeles de la Iglesia e Isabel Iglesias

De Presidenta a Presidenta. Habituada a ser ella la entrevistada, Ángeles de la Iglesia no lo pone fácil, eso es lo más interesante de los procesos, que no relevos, (inter)generacionales. Aunque sin cámaras, fue uno de los primeros experimentos del formato para los Conversando con

Audio de la conversación

Secuencia en imágenes



conversando_con.txt · Última modificación: 2017/10/01 18:20 por isabel