Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


aeropuerto

Aeropuerto


Pioneros en el aeropuerto

Hemeroteca La Voz de Galicia

El primer billete de Alvedro lo adquirió el industrial Francisco López Amado el 17 de mayo de 1963, para un vuelo de Aviaco entre A Coruña y Madrid.

Aunque hacía un mes que lo tenía encargado, fue el 17 de mayo de 1963 cuando Francisco López Amado adquirió el billete del vuelo Alvedro-Madrid (Aviaco 337), que salió el día 25 a las 13.15 horas. Fue expedido por la agencia de viajes Antonio Amado. El primer billete de vuelta lo adquirió Norberto Guillén Madriñán. El precio de ida y vuelta era de 1.926 pesetas.

El primer avión que había aterrizado en Alvedro para probar su pista lo hizo el 13 de mayo. La inauguración oficial fue el 25, sábado, siendo presidida por el ministro del Aire José Lacalle Larraga, a quien acompañaba el ministro de Marina, almirante Nieto Antúnez y varios tenientes generales del Aire, como González Gallarza y González Longoria. los cuales habían llegado en un DC-4 del Ejército del Aire.

El avión que hizo el primer vuelo desde Madrid era un Convair 440, de Aviaco, en el que venían varios periodistas invitados, entre ellos el de La Voz, Eugenio Pontón, y otras personas conocidas, como el director del Ballet Gallego Rey de Viana y el director general de Aviaco, Emilio Gil Cacho. El avión tenía un peso máximo en despegue de 22 toneladas y media; velocidad de crucero de 210 nudos; hélices tripalas de paso variable; altura máxima en vuelo de 20.000 pies, consumo de 473 litros por hora y capacidad de pasajeros de 44 personas, con una tripulación de seis.

La duración del vuelo fue de una hora y cuarenta minutos, volándose a una altura de 4.300 metros. La tripulación estaba compuesta por los comandantes Teixidor, Erce y Elorza; telegrafista, señor Bajo; azafata, señorita Frutos, y auxiliar de vuelo señor Entrena.

En pleno vuelo, Rey de Viana invitó a champán a los viajeros, excepto a los pilotos, claro. Antes de aterrizar en Alvedro, el avión dio una vuelta sobre A Coruña para satisfacer el deseo de los pasajeros. El aterrizaje, según el director general de Aviación Civil, Ruiz Vilanova, fue perfecto, utilizándose la entrada 22.

Además del aparato de Aviaco, aterrizaron ese día en Alvedro otros catorce aviones más: ocho cazabombarderos del Ala número 3 de Valladolid; tres DC-3, de la base aérea de Getafe; el DC-4 en el que volaron las autoridades y dos avionetas (un Dornier L-9 y una particular de Santiago). El DC-4 iba pilotado por el teniente coronel Emilio García Conde, profesor del príncipe Juan Carlos y futuro jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire.

A las dos de la tarde, la Junta Técnica y Administrativa del Aeropuerto de Alvedro, que presidía Pedro Barrié de la Maza, ofreció un almuerzo a los ministros y personalidades asistentes a la inauguración. A la finalización del mismo pronunciaron discursos el ministro del Aire, el conde de Fenosa; el gobernador civil, Martín Freire, y el alcalde de la ciudad, Sergio Peñamaría de Llano.

Número extra de La Voz

Con motivo de la inauguración del aeropuerto, La Voz, que había sido uno de los principales impulsores para su construcción, le dedicó el domingo 26 de mayo un número extraordinario de 72 páginas (formato sábana), que se agotó pronto. Anunciaba a toda página en primera «La Coruña ya tiene aeropuerto», añadiendo: «50.000 personas asistieron ayer a la inauguración». En las páginas extras se hacía un recorrido muy completo de la historia de la aviación, tanto desde la vertiente mundial, como española y gallega.


aeropuerto.txt · Última modificación: 2016/04/29 16:43 por isabel